El grupo de expertos de la agencia de la ONU para la salud recuerda que fue muy claro en sus recomendaciones sobre la vacuna en febrero pasado: “se debe usar el mismo producto para ambas dosis”.

Varios países europeos están considerando mezclar las vacunas COVID-19 para los ciudadanos que recibieron una primera dosis de AstraZeneca, a lo que la Organización Mundial de la Salud ha respondido este viernes diciendo que no hay suficientes datos para tomar esa decisión.

“El grupo de expertos de inmunización designado por la OMS (SAGE) dio recomendaciones sobre el uso de AstraZeneca en febrero, y una de las cosas que estudiaron fue si se podía combinar. Ellos determinaron que no había datos adecuados para determinar si esto puede hacerse, por lo que ahora mismo no recomiendan intercambiar vacunas”, dijo la portavoz de la Organización, Margaret Harris, ante periodistas en Ginebra.

El doctor Rogerio Pinto de Sá Gaspar, director de regulación y precalificación de medicamentos, reiteró más tarde durante la conferencia de prensa bisemanal de la agencia de la ONU que no hay datos suficientes.

“Quiero ser muy claro con esto, no tenemos datos disponibles ahora mismo, y esa es la única respuesta que podemos dar por ahora” expresó.

Los científicos de SAGE recomendaron en febrero en su guía interina sobre AstraZeneca, “que se utilice el mismo producto para ambas dosis”.