Según datos de la Organización Mundial de la Salud, al 8 de enero se habían presentado un total de 628 casos (580 confirmados y 48 probables) así como 383 muertes.

Hasta el momento, 222 personas han logrado recuperarse en el Centro de Tratamiento del Ébola apoyado por la OMS.

Sin embargo, la Organización advierte que la aparente disminución de casos debe interpretarse con cautela, ya que puede tratarse de una detección tardía luego de una interrupción temporal de las actividades de respuesta debido a la inseguridad.