El 22 de abril lanza una nueva colección, H2Origami, que colabora con la Organización Oceana

Con motivo del Día Mundial de la Tierra, que se celebra el 22 de abril, la firma de juguetes de caucho natural para niños Oli&Carol presenta su nueva colección H2Origami que colabora con la Organización Oceana.

La nueva colección H2Origami está inspirada en el Origami Boat, uno de los primeros diseños de la firma y refleja la esencia del arte de la papiroflexia al mismo tiempo que rinde homenaje a los animales que habitan en el agua de los océanos (H2O).

Del mismo modo que su colección Fruits&Veggies quería introducir a los niños en un estilo de vida saludable, la nueva colección H2Origami quiere crear conciencia sobre un problema existente en la actualidad: la contaminación de los océanos.

Con cada compra de un H2Origami se donan 10¢ a la Organización Oceana que se dedica a cuidar de la biodiversidad, del medio ambiente y de los océanos de todo el mundo con el objetivo de que seamos cada vez más conscientes de la importancia de cuidar y proteger el Planeta Tierra. “Creemos que nuestros océanos necesitan ayuda y hacer consciente a la sociedad sobre este problema es el primer paso”, explican Olimpia y Carolina Román.

Los miembros de la familia H2Origami -H2Origami Crab, H2Origami Turtle y H2Origami Whale- son juguetes con forma de animales marinos hechos de caucho natural, perfectos como mordedores, para el juego sensorial e ideales para la hora del baño.

Una nueva colección que ayuda a estimular su imaginación mientras crece su consciencia hacia el respeto por el medioambiente. ¿Sabías que si un cangrejo pierde una de sus tenazas puede hacer que le crezca de nuevo? ¡Se regenera como por arte de magia! La tortugas marinas existen desde los dinosaurios así que llevan cuidando de los océanos más de 250 millones de años. La ballena azul es el animal más grande del planeta. Puede llegar a ser tan grande como dos autobuses escolares.

Además de crear diseños atractivos y originales, todos los productos Oli&Carol están fabricados en 100% puro caucho natural extraído del árbol hevea y están diseñados sin agujeros para que no entre agua y evitar la creación de bacterias. Son flexibles, suaves, fáciles de coger y seguros para morder y jugar. Están pintados a mano de forma individual con pigmentos alimentarios naturales y son biodegradables, sostenibles, no-tóxicos y respetuosos con el medio ambiente, con lo que se convierten en productos ideales para el juego sensorial de los más pequeños y seguros.