Era un grupo de 42 hombres, 41 mujeres y dos niñas de 4 años, en su mayoría nigerianos

El 3 de septiembre, el Equipo de Búsqueda y Rescate (SAR) de la OIM, que opera en la región de Agadez, al norte de Níger, rescató a 83 migrantes en peligro. La Organización Internacional para las Migraciones trabajó junto a la Dirección General de Protección Civil (DGPC) en Níger, con el apoyo de la Unión Europea. 

El rescate tuvo lugar en una franja remota del abrasador Desierto del Sahara, en donde normalmente las temperaturas sobrepasan los 38° Celsius (100° Fahrenheit) y en donde se cree, cientos de migrantes han perdido la vida en años recientes por deshidratación, accidentes vehiculares y diversos ataques.  

Los migrantes que la OIM rescató se dirigían a Libia. Entre ellos había 42 varones, la mayor parte nigerianos pero otros procedentes de Togo, Mali y Ghana – y también 41 mujeres nigerianas, incluyendo a dos niñas mellizas de 4 años.   

Una semana antes en Agadez, ciudad de tránsito, el grupo abordó cuatro camiones pickups que toman rutas alternativas rumbo a Libia a fin de evitar cualquier tipo de control de parte de las fuerzas de seguridad y de las encargadas de velar por el cumplimiento de la ley. De entre las personas rescatadas, diversos testigos le dijeron al personal de la OIM que el pasado martes (01/09), los contrabandistas que los transportaban hicieron una parada a 230 km al norte de Dirkou, otro cruce en el Sahara.  

La OIM asegura que es frequente que los vehículos que transportan a migrantes se descomponen en medio del desierto y los contrabandistas se pierden o abandonen a su suerte a los pasajeros por temor a tener que enfrentar puestos de control o a las patrullas militares.