El presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, ha tomado posesión de su cargo en el Congreso de la Unión, dando así inicio a un mandato de seis años.

López Obrador ha dicho, en su primer discurso a la nación, que durante su mandato luchará contra la “inmunda corrupción pública y privada” que ha predominado en el país en los últimos 36 años.

Ante diputados y senadores, ha explicado que “a partir de ahora se llevará a cabo una transformación pacífica y ordenada, pero al mismo tiempo profunda y radical, porque se acabará con la corrupción y la impunidad que impiden el renacimiento de México”.

El líder izquierdista -que ha señalado que conducirá al país a la “cuarta transformación” tras la independencia, las reformas liberales del siglo XIX y la Revolución mexicana- ha dicho que quiere convertir “la honestidad y la fraternidad en forma de vida”.