Rodeado de familiares de víctimas de diferentes tiroteos, el presidente de Estados Unidos ha pedido a la nación que se levante contra el lobby de las armas de fuego que tiene como “rehén”, ha dicho, al Congreso. La emoción era patente al recordar a algunas víctimas de la violencia con armas de fuego.

ObamaEn medio de las críticas de los candidatos republicanos a las presidenciales de noviembre, el presidente de EEUU ha presentado este martes medidas ejecutivas para tratar de evitar la mortandad creciente causada por más de 300 millones de armas en manos de civiles. Un “fracaso del Congreso”, en sus propias palabras.

Obama ha explicado cómo, en los últimos años, la mayoría republicana ha frenado cualquier iniciativa legislativa que permita una mejora del sistema de verificación de antecedentes penales para que las armas no lleguen a los criminales.

Entre las medidas expuestas que su poder como presidente, ha dicho, le permite poner en práctica se encuentra el refuerzo del número de agentes que trabajarán en el Buró de Armas y Explosivos para acelerar el proceso de verificación.

Obama ha defendido este martes la “urgencia” de actuar para mejorar el control de la venta de armas en el país. “Tenemos que tener un sentido de urgencia” porque cada día “mueren personas” a causa de las armas de fuego, ha afirmado el presidente.

También ha añadido que hallarán un modo de hacerlo compatible con el derecho a portar armas reconocido por la Constitución.

En Estados Unidos mueren 30 000 personas cada año en incidentes con armas de fuego.