El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha lanzado un mensaje de unidad a sus conciudadanos en la ceremonia de homenaje a los cinco policías asesinados en Dallas la semana pasada, una matanza que ha agitado las tensiones raciales en el país junto con los recientes casos de abusos policiales contra ciudadanos negros: “No estamos tan divididos como parece”, ha señalado Obama en su discurso, en el que ha alabado el trabajo de los agentes.

ObamaObama ha hecho un llamamiento al país por la unidad y la reconciliación y ha afirmado que “pedimos a la Policía que haga demasiadas cosas y nos exigimos demasiado poco a nosotros mismos”.

“Estoy aquí para insistir en que no estamos tan divididos como parece. Estoy aquí para decir que debemos rechazar esa desesperación”, ha remarcado Obama al inicio de su discurso, en una ceremonia ecuménica en la que también ha participado su esposa Michelle y el vicepresidente, Joe Biden, así como su predecesor en el cargo, el expresidente George W. Bush.

Lo sucedido la semana pasada ha vuelto a agitar las tensiones raciales en el país. Las manifestaciones por la violencia policial contra las minorías se han sucedido en varias ciudades y cerca de 300 personas fueron detenidas el fin de semana.