Fabricado en la planta de Busan, en Corea del Sur

Con el nuevo Arkana, Renault propone un SUV de nueva generación dotado de una personalidad híbrida fuerte, tanto en su estilo como en sus motorizaciones, combinando una posición de conducción alta que transmite sensación de seguridad, una gran habitabilidad y un volumen de maletero generoso con un estilo deportivo elegante e innovador.

Arkana está basado en la plataforma modular CMF-B de la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, la misma que se utiliza en las últimas generaciones de modelos como el Clio o el Captur.

El vehículo se beneficia de una oferta de motorizaciones híbridas de carácter múltiple, compuesta por la motorización E-TECH Híbrida de 145 CV y por el motor 1.3 TCe con tecnología microhíbrida y batería adicional de 12V en versión 140 CV, que se ampliará con otro motor de 160 CV dotado de esta tecnología a partir de octubre de 2021.

Fabricado en la planta de Busan, en Corea del Sur, todas las variantes que se comercializarán en España contarán con la etiqueta ‘ECO’ de la Dirección General de Tráfico (DGT).

“Este modelo imprime un nuevo impulso al segmento de los SUV compactos generalistas, fundamental en el mercado europeo. Orientado al futuro, Arkana ofrece una experiencia de conducción única gracias a sus motorizaciones, todas ellas dotadas de una tecnología de hibridación entre las que destaca el innovador sistema E-TECH Híbrido que garantiza el placer de conducción, con emisiones limitadas de CO2 y un consumo de combustible reducido”, ha resaltado el director del programa Arkana, François Laurent.