En la segunda vuelta de las elecciones municipales, Nueva Democracia consolida su liderazgo antes de los comicios generales del próximo mes. El partido de la oposición logró el 65,25% de los votos, muy por delante de su gran rival, Syriza, al que casi dobla en número de sufragios.

Además, Nueva Democracia se impuso en 11 de las 13 regiones griegas y en los grandes municipios del país.

Syriza, partido del primer ministro Tsipras, sufrió su primera gran derrota en los últimos comicios europeos, tras lo que anunció que convocaría elecciones anticipadas. Podrían tener lugar el próximo 7 de julio.