La ONU acogió con beneplácito el anuncio del Fondo de Pensiones del Gobierno de Noruega, que ha decidido reducir en más de 13.000 millones su inversión en el sector de los combustibles fósiles.

La medida forma parte de la iniciativa de una amplia coalición de empresas, la sociedad civil y los líderes de las Naciones Unidas que siguen haciendo un llamamiento a la acción para que las empresas privadas hagan su contribución crítica y necesaria para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero para limitar los peores impactos del cambio climático, aseguró el portavoz de las Naciones Unidas, Stéphane Dujarric, durante su encuentro diario con la prensa.

En vísperas de la Cumbre sobre la Acción Climática del Secretario General de Naciones Unidas en septiembre, los directores generales y gerentes de las empresas están siendo  llamados a establecer metas aún más ambiciosas para que sus compañías  cumplan con el informe del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático, que limita el aumento de la temperatura global a 1,5 ° C por encima de los niveles preindustriales.

António Guterres hizo un llamamiento a todos los líderes para que acudan a Nueva York el 23 de septiembre con planes concretos y realistas para mejorar sus contribuciones concretas a nivel nacional para 2020, siguiendo la directriz de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero un 45 % en los próximos diez años y a cero para 2050.