Un grupo armado no identificado atacó ayer el puesto de la Guardia Nacional de Níger responsable de la seguridad del campamento de refugiados Mangaize, localizado a unos 70 kilómetros de la frontera con Mali.

05-21-2013mangaizenigerLa Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) informó lo anterior, detallando que los agresores incendiaron el puesto de seguridad y mataron a cuatro policías. El campamento alberga a 6.000 refugiados malienses, de los 50.000 que viven actualmente en Níger.

Al mismo tiempo, el poblado de Oullam, también cercano al campamento, fue atacado en un aparente intento de liberar a los prisioneros de la cárcel local.

El portavoz de ACNUR en Ginebra, William Spindler, explicó que si bien los detalles aún no son muy claros, los reportes iniciales indican que podría haber hasta nueve policías muertos en total.

“Dos refugiados fueron heridos en el campamento de Mangaize por balas perdidas. Una refugiada fue evacuada a un centro médico en Niamey. Después del asalto del jueves casi todos los refugiados huyeron del campamento por miedo a nuevos ataques”, apuntó Spindler.

Agregó no obstante que para hoy la mayoría de esas personas regresaron al campamento.

El portavoz dijo que se han desplegado refuerzos de seguridad en el área pues se teme que los atacantes hayan dejado minas en los alrededores y especificó que por el momento sólo se mantienen las actividades humanitarias indispensables, como la distribución de agua a los refugiados.

 

(Refugiados malienses en Mangaize. Foto: ACNUR/H. Caux)