El ex presidente francés Nicolas Sarkozy, derrotado en 2012 por el actual mandatario socialista François Hollande, ha declarado su intención de regresar a la política, con el objetivo implícito de reconquistar la presidencia en 2017.

“Amo demasiado a Francia, estoy demasiado apasionado por el debate público y el futuro de mis compatriotas”, ha afirmado en Facebook

Tras una “profunda reflexión”, el ex mandatario afirma estar “decidido a proponer a los franceses una nueva opción política” y anuncia su candidatura a la presidencia de su partido Unión por un Movimiento Popular (UMP) que debe ser votada en noviembre.

Pese a que Sarkozy había declarado a principios de 2012 que, en caso de derrota, “no oirán hablar más de mí”, en Francia no se ha dejado de oír hablar de él en los últimos dos años.

Nacido el 28 de enero de 1955, abogado de formación empezó a militar en el partido gaullista a los 19 años, fue alcalde del elegante suburbio de París Neuilly-sur-Seine a los 28 años, diputado a los 34, ministro a los 38 y jefe de Estado a los 52 años, en 2007.