El gobierno de Nicaragua excarceló este viernes a 50 personas detenidas por participar en protestas contra el presidente Daniel Ortega, pero los opositores lo consideraron “insuficiente” e insistieron en reclamar la libertad para todos los presos políticos.