Netflix empezará a pagar impuestos en España desde enero en función de sus abonados en el país. Los clientes de la plataforma de contenidos hasta ahora pagaban su suscripción mensual a la matriz europea de la compañía, Netflix International BV, con sede en Holanda. Pero, a partir de 2021, la multinacional anotará de forma diferenciada el beneficio generado por su actividad en España lo que se reflejará en su rendición de cuentas a la Agencia Tributaria.