Además, Netanyahu ha sugerido a Gantz la posibilidad de rotar la jefatura del Gobierno

El primer ministro de Israel en funciones, Benjamín Netanyahu, ha ofrecido a su principal rival, el centrista Benny Gantz, la formación de un ejecutivo de unidad nacional, tras los resultados de las elecciones celebradas el martes, las segundas en lo que va de año, en las que ninguno de los bloques tiene posibilidad de alcanzar una mayoría. 

Durante su intervención en un acto en memoria del ex primer ministro israelí Simón Peres -en el que también ha estado presente Gantz-, Netanyahu ha recordado que el antiguo líder de la izquierda ya logró un acuerdo con el conservador Yitzhak Shamir en el que ambos se rotaron en el cargo entre 1984 y 1988.