A través de un mensaje de Twitter, el hospital Charité de Berlín informó este miércoles (23.09.2020) que el paciente ruso fue dado de alta el martes pasado.

“El estado de salud del paciente mejoró tanto que se pudo interrumpir el tratamiento médico” y los “médicos consideran que es posible un restablecimiento completo”, según el comunicado en redes sociales. 

Los médicos que atienden al crítico del Kremlin se muestran optimistas respecto a su total recuperación “debido a la evolución y el estado actual del paciente”.

Sin embargo, el centro hospitalario advirtió que era demasiado pronto para evaluar las posibles consecuencias a largo plazo del envenenamiento.