Nombra a dos nuevas consejeras: Isabel Estapé y Lucy Chadwick

Lucy Chadwick

Naturgy avanza en su compromiso para alcanzar la paridad en el Consejo de Administración al nombrar a dos nuevas consejeras en su máximo órgano de gestión. En una sesión telemática celebrada en el día de hoy el Consejo de Administración de la compañía ha decidido incorporar a Isabel Estapé y Lucy Chadwick, como consejeras dominicales por Criteria y GIP, respectivamente.

En concreto, Estapé y Chadwick serán miembros de la Comisión de Auditoría y Control, e incrementarán la proporción y peso de mujeres en el Consejo de Administración, donde ya se encuentra Helena Herrero como consejera independiente.

Isabel Estapé, licenciada en Ciencias Económicas y Empresariales con Sobresaliente Cum Laude, por la Universidad Central de Barcelona, es miembro del Consejo de Administración de Criteria Caixa desde diciembre de 2013. En la actualidad es Profesora de la asignatura de Introducción a la Economía Financiera en la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense de Madrid.

Isabel Estapé

Por su parte, Lucy Chadwick, licenciada en Psicología por la Universidad de Exeter, forma parte de la alta dirección de GIP. Anteriormente fue directora general del Área Internacional y de Medio Ambiente del Departamento de Transporte de Reino Unido, donde desarrolló su carrera profesional durante 12 años y ocupó diferentes puestos de responsabilidad.

Este movimiento tiene como consecuencia la salida de los consejeros Enrique Alcántara y Scott Stanley a quienes Naturgy ha agradecido su tiempo y esfuerzo dedicado a la compañía. De esta manera, se mantiene en 12 el número de miembros del Consejo.

Adelanto del dividendo a cuenta 

Otro de los puntos aprobados en la sesión ha sido dar luz verde al dividendo a cuenta de 0,593 euros brutos a cargo del ejercicio 2019, que se hará efectivo el 25 de marzo, aunque la Junta General de Accionista se haya aplazado para preservar la salud de accionistas, empleados y colaboradores.

La compañía, en lo que está en su mano, quiere evitar que esta crisis sanitaria afecte negativamente a sus accionistas, y en especial a los más de 70.000 minoritarios. Por ello, el Consejo de Administración ha adoptado esta medida al respecto del dividendo, dando liquidez inmediata y reduciendo así el impacto de la crisis sanitaria en las economías particulares.

La intención del Consejo de Administración es convocar de nuevo la Junta General de Accionistas tan pronto como la misma se pueda celebrar con todas las garantías de seguridad y salud.

En ella, se someterá a aprobación los 0,010 euros como dividendo complementario que quedan pendientes respecto a la propuesta original de 0,603 euros que el Consejo había hecho a la Junta convocada para mañana, y que este domingo quedó desconvocada.