La tormenta tropical Nate se ha convertido en un huracán de categoría 1, con vientos máximos de 130 kilómetros por hora, mientras se adentra en el Golfo de México, según ha anunciado este sábado el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (CNH). Hasta ahora, Nate ha causado la muerte al menos de 28 personas en Nicaragua, Costa Rica, Honduras y El Salvador, así como decenas de desaparecidos.

Nate se encuentra a algo más de 150 kilómetros del extremo oeste de Cuba y a unos 800 kilómetros de la desembocadura del río Missisipi. De hecho, está previsto que el huracán se fortalezca todavía más en los próximos días y que alcance la costa de Estados Unidos entre la noche del sábado y el domingo en algún punto de Alabama, Missisippi o Luisiana, zonas donde ya están bajo aviso.

La ciudad de Nueva Orleans ha ordenado ya la evacuación de algunas zonas, en concreto la de los residentes de aquellas áreas que están fuera de su sistema de diques.