Instrumento creado por FUDEN para cuantificar el desarrollo de las enfermeras en base a su nivel de responsabilidad y compromiso social, su actividad investigadora, su orientación a la calidad, y su capacidad de autonomía, liderazgo y gestión

La necesidad de establecer un sistema periódico de acreditación profesional ha llevado a FUDEN a poner en marcha el Área de Normalización y Certificación Enfermera. De esta forma la fundación establece un marco de referencia para apoyar el compromiso de las enfermeras con el desarrollo y la calidad tal y cómo venían demandando diversos estudios realizados en España.

A través de la web ya se puede acceder a la solicitud del certificado ANYCE, y conseguir el sello de calidad que acredita no sólo la formación recibida, sino también la experiencia laboral, los proyectos de investigación, la dedicación y la implicación personal. En definitiva, todas las competencias que se desarrollan desde que se inicia la trayectoria profesional como enfermera.

“El sistema ANYCE supone una garantía para el paciente, que sabe que la enfermera que le cuida está involucrada y preparada para hacerlo; y un aval para la enfermera frente a los empleadores y la sociedad en general” afirma Manuel Camós, coordinador de ANYCE.

Con ANYCE las enfermeras podrán demostrar ante la sociedad su compromiso con la excelencia y la mejora continua a través de los tres niveles de certificación en los que se divide. Para ello se han establecido una serie de requisitos que los profesionales solicitantes deben reunir, según sus años de experiencia, sus títulos y todo lo que puedan aportar en cuanto a sus conocimientos y habilidades.

Todo el proceso de certificación se realiza a través de la web en varias etapas de aportación de documentos bien definidas y sencillas. En un plazo máximo de seis meses desde la solicitud, las enfermeras tendrán cuantificada y certificada su valía, y con ello su trabajo tendrá el reconocimiento que debe.

Además, la certificación Anyce está regida por la norma Europea UNE-EN ISO/EIC 17024:2012, reconocida en varios países del mundo. Esto podría facilitar el acceso al mercado de trabajo fuera de España y el reconocimiento del nivel al que pertenece cada profesional acreditado.