Cientos de miles de personas han inundado este mediodía el centro de Barcelona contra la independencia de Cataluña y a favor de la unidad de España. Lo han hecho bajo el lema “Prou! Recuperem el seny” (¡Basta! Recuperemos la sensatez”) y tras la convocatoria realizada por Societat Civil Catalana, que ha cifrado en más de un millón el número de asistentes a la marcha, que ha arrancado a las 12:00 horas en la plaza Urquinaona y que ha finalizado unas dos horas y media después en la Estación de Francia. Según el Ayuntamiento los particpantes han sido 350.000.

En el centro de la marcha se ha desplegado una gran pancarta con un corazón dividido en tres partes, con los colores de las banderas catalana, española y europea.

La marcha, que ha pasado por Via Laietana -donde los manifestantes han gritado “No estáis solos” al pasar junto a la Jefatura Superior de Policía– ha terminado ante la Estación de Francia, donde el Premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa y el expresidente del Parlamento Europeo Josep Borrell se han dirigido a los asistentes.

Vargas Llosa ha asegurado que “ninguna conjura independentista destruirá la democracia española, que está aquí para quedarse” y ha alertado de que “la pasión nacionalista es la peor de todas, la que ha causado más estragos” en Europa. “El nacionalismo está causando estragos en Cataluña. Pero para eso estamos aquí, para pararlo”, ha asegurado el escritor peruano.

Al finalizar la manifestación también ha intervenido Josep Borrell, quien ha acusado a los dirigentes independentistas de hacer lo contrario al ideal europeo “que es el respeto a la ley y la solidaridad”. El exministro ha pedido “extremar el respeto” hacia todos: “No gritéis como las turbas del circo romano. A la prisión va solo quien diga el juez que tiene que ir”.

Además, el exdirigente socialista ha arremetido contra varios dirigentes catalanes, como la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, a quien ha dicho que tenía que haber dimitido antes de afirmar que “que quienes votan a determinados partidos no son catalanes”. “Los que no pensamos como los nacionalistas somos tan ciudadanos de Cataluña como ellos“, ha reclamado ante los aplausos de los asistentes.