Hace falta liderazgo, visión y colaboración entre todos los gobiernos

“Superar la crisis y recuperar el camino hacia la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible requerirá fortalecer el multilateralismo. La pandemia de COVID-19 ha resaltado cuánta falta hacen el liderazgo, la visión a largo plazo y la colaboración entre todos los gobiernos y otros actores”, dijo este miércoles el secretario general adjunto de las Naciones Unidas, titular del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales.

Liu Zhenmin inauguró el evento de lanzamiento de las reflexiones de la Junta Consultiva de Alto Nivel sobre Asuntos Económicos y Sociales que durante los dos últimos años tuvo la tarea de estudiar cómo impulsar la implementación de la Agenda 2030 de desarrollo sostenible tomando en cuenta las necesidades de los Estados miembros.

En la presentación del documento, Liu subrayó la importancia de reforzar el vínculo entre el sistema de la ONU especializado en temas de desarrollo y los gobiernos de los Estados que integran la Organización.

Los 16 integrantes de la Junta analizaron los desafíos que encara la economía global con una perspectiva histórica para entender las tendencias actuales y elaborar recomendaciones para retomar el camino hacia el desarrollo económico y social protegiendo el medio ambiente.

Recomendaciones

Sus conclusiones llaman a una transformación estructural que permita un crecimiento sostenido y la creación de trabajo decente, sobre todo a la luz de la pandemia, que plantea un futuro cada vez más digitalizado.

Para África y América Latina pide un financiamiento continuo y medidas específicas para reducir las desigualdades agudas que imperan en sus países.

Las recomendaciones de la Junta Consultiva incluyen:

  • Investigación y desarrollo
  • Inversión en infraestructura y educación
  • Establecimiento de prácticas regulatorias para garantizar que las iniciativas tecnológicas generen empleo decente y mejores salarios, sobre todo para los trabajadores de menos ingresos
  • Mayor igualdad económica

Liu Zhenmin habló de la situación sin parangón en la que se encuentra el mundo a causa de la pandemia de COVID-19, que ha paralizado a los países y ha generado crisis sanitarias, económicas y sociales.

Estas crisis “afectan desproporcionadamente a los más pobres y vulnerables, y las mujeres y los niños llevan la peor parte”, agregó Liu y recalcó que al igual que una vacuna, urgen soluciones innovadoras en el terreno económico.

La ruta a seguir

La secretaria general adjunta de la ONU, Amina Mohammed, participó en el evento con un mensaje de video en el que destacó la necesidad de una mejor cooperación internacional en materia tributaria y de un acceso más equitativo a las tecnologías digitales mencionadas en el estudio de la Junta Consultiva.

Mohammed afirmó que las conclusiones de los expertos de la Junta marcan la ruta a seguir para salir de la crisis y reconstruir un mundo mejor.

Citó la exhortación de los especialistas en cuanto a la gestión sostenible de los recursos naturales y a buscar un enfoque de valor agregado al comercio de materias primas.

“Esta visión hace eco del llamado del Secretario General a una responsabilidad compartida y solidaridad mundial para responder al impacto social y económico del COVID-19. La Agenda 2030 sigue siendo nuestro marco de trabajo para recuperarnos de una forma que acelere el avance en cuanto al cambio climático, pobreza, desigualdad de género, abordando también la desigualdad y la pobreza que han quedado al descubierto o se han exacerbado con la pandemia”, apuntó.

Para concluir, recordó que nadie estará a salvo, hasta que todos estén a salvo. “Ningún país avanzará de verdad si dejamos gente atrás. Para recuperarnos mejor, todos debemos esforzarnos más”, enfatizó.