Cada vez hay una mayor proporción de mujeres investigadoras en Europa pero, a pesar de ello, las mujeres siguen estando infrarrepresentadas en las disciplinas y carreras científicas. Este es el mensaje que se desprende del último número de «She Figures», publicado la semana pasada por la Comisión Europea. Las mujeres representan únicamente el 33 % de los investigadores europeos, el 20 % de los catedráticos y el 15,5 % de los directores de centros en el sector de la enseñanza superior.

Máire Geoghegan-Quinn, Comisaria europea de Investigación, Innovación y Ciencia, ha declarado lo siguiente: «A pesar de que se ha avanzado en los últimos años, las mujeres siguen siendo minoritarias en las actividades de investigación y, en concreto, hay un techo de cristal o barrera invisible que bloquea el camino de las mujeres hacia los puestos superiores, lo que es una grave injusticia y supone un desperdicio de talentos escandaloso. En sus programas de investigación la Comisión se centra en fomentar la igualdad entre hombres y mujeres y se esfuerza por modificar una cultura institucional profundamente arraigada».

Según el informe presentado hoy, las mujeres representan en torno al 40 % del total de investigadores en el sector de la enseñanza superior, el 40 % en el sector de las administraciones públicas y el 19 % en el sector empresarial. En todos los sectores, el número de mujeres ha crecido a mayor ritmo que el de hombres (entre 2002 y 2009, el número de mujeres creció anualmente en un 5,1 %, mientras que los hombres lo hicieron en un 3,3 %) pero, aun así, las mujeres investigadoras siguen teniendo dificultades para llegar a los cargos con poder de decisión, de manera que, por término medio, los consejos científicos y de administración de toda la UE cuentan solo con una mujer por cada dos hombres.

En 2010, la proporción de mujeres entre los estudiantes universitarios (55 %) y los licenciados (59 %) fue superior a la de hombres, pero había más hombres que mujeres entre los estudiantes y titulados de doctorado (49 % y 46 %, respectivamente). Si subimos unos peldaños más en la carrera académica, nos encontramos con que las mujeres representaban el 44 % de los investigadores con doctorado en los primeros escalones pero, en los puestos superiores, solo llegaban al 20 % de los investigadores. La infrarrepresentación de las mujeres es aún más llamativa en áreas como la ciencia y la ingeniería.

Fomentar la igualdad entre hombres y mujeres es una de las prioridades clave de la Comisión para realizar el Espacio Europeo de Investigación (EEI). La Comisión ha pedido a los Estados miembros que eliminen los obstáculos a la contratación, retención y desarrollo profesional de las mujeres investigadoras. Asimismo, la Comisión tiene intención de abordar la cuestión de los desequilibrios de género en la toma de decisiones.