Se trata del accidente laboral más fatal en Camboya en los últimos años y la segunda gran tragedia de este tipo en menos de siete meses después de un desastroso colapso de edificios en Sihanouk Ville en junio pasado.

La Oficina de la Organización Internacional del Trabajo para Tailandia, Camboya y Laos se manifestó “muy triste y preocupada” por el trágico colapso de un edificio en la ciudad costera de Kep, en Camboya, la pasada semana, que provocó la muerte de 36 trabajadores y lesiones a otros 23. 

Las víctimas estaban trabajando mientras ocurrió el accidente. La OIT pide que se preste mayor atención a los riesgos que enfrentan miles de trabajadores todos los días y exige medidas urgentes para mejorar la seguridad y la salud en el lugar de trabajo.