El político asturiano, fallecido a los 93 años, fue el ministro con el que España selló su adhesión a la CEE.