La Casa Real británica ha anunciado este viernes que el duque de Edimburgo y marido de la reina de Isabel II, el príncipe Felipe, ha muerto a los 99 años. El duque estuvo recientemente ingresado durante 28 días para tratarse de una infección y operarse de un problema cardíaco.

“Es con gran pesar que Su Majestad la Reina anuncia la muerte de su amado marido, Su Alteza Real el príncipe Felipe, duque de Edimburgo”, ha señalado el Palacio de Buckingham en la nota.

“Su Alteza Real murió pacíficamente esta mañana en el castillo de Windsor. Se harán nuevos anuncios a su debido momento””, añade el comunicado. En esta línea, el texto señala que la Familia Real británica “se une a la gente en todo el mundo en llorar esta pérdida”.