El célebre dibujante argentino de tiras cómicas Guillermo Mordillo murió el domingo a los 86 años en Mallorca, donde tenía una casa y pasaba largas temporadas.