El exvicepresidente del Gobierno y ex secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha fallecido este viernes, a los 67 años, a causa del ictus que sufrió este miércoles, según ha comunicado Gregorio Martínez, portavoz de la familia.

La capilla ardiente del político socialista se instalará esta tarde a partir de las 20:30 horas en el Congreso de los Diputados, del que fue miembro durante más de dos décadas.

Martínez ha agradecido, en nombre de su esposa, Pilar Goya, del conjunto de su familia, de sus compañeros de la universidad, de sus alumnos y del conjunto de la familia socialista, las muestras de respeto y de afecto que ha tenido a lo largo de los dos últimos días.

Nacido en Solares, Cantabria, el 28 de julio de 1951, es doctor en Ciencias Químicas por la Universidad Complutense de Madrid y actualmente es profesor titular de Química Orgánica de esta universidad. Una lesión lo apartó de las pistas de atletismo, en las que presumía de haber bajado de los 11 segundos en los 100 metros. Ingresó en el PSOE en 1974 y tras la llegada de los socialistas al Gobierno en 1982, ocupó diferentes cargos en el ministerio de Educación, del que fue nombrado ministro en junio de 1992.

Diputado en seis legislaturas, fue ministro con los dos presidentes y mano derecha de Zapatero como vicepresidente y portavoz. En 2011 fue candidato a las elecciones generales y en 2012 se convirtió en el secretario general del PSOE, cargo que ostentó hasta 2016.

La Casa del Rey ha agradecido este viernes a Rubalcaba “su alto sentido del Estado en su vida política de servicio a España“. El vicepresidente ocupó un papel clave en la transición del rey Juan Carlos al rey Felipe VI.

Por su parte, el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy, rival directo de Rubalcaba durante años, ha asegurado que fue un “hombre de Estado” y un adversario político “digno de respeto y admiración”.