Médicos Sin Fronteras informó el domingo de que ha reanudado las actividades en su hospital de la ciudad yemení de Aden, capital provisional del Gobierno, suspendidas durante un mes después del secuestro y asesinato de un paciente.