Más de 100 migrantes habrían muerto a principios de septiembre frente a la costa de  Libia en el hundimiento de las pateras en las que viajaban. Lo denuncia Médicos sin Fronteras  y lo confirman los testimonios de los sobrevivientes.

Según cuentan los sobrevivientes,  las dos  pateras trajeron al menos a 160 personas de Sudán, Malí, Nigeria, Camerún, Ghana, Argelia, Egipto y Libia, y partieron de Libia el sábado 1 de septiembre, por la mañana temprano. Una de las pateras registró una falla en el motor y se detuvo. La segunda siguió adelante, pero comenzó a desinflarse poco tiempo después, alrededor de la una de la tarde.