El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, ha anunciado en una rueda de prensa que el Ejército del País ha destruido alrededor de un millón y medio de plantas de coca cuyo valor en el mercado supera los 700 millones de euros. La capacidad de producción y procesado de coca de estas bandas ha sorprendido a todos: “Podemos contarles que se han desmantelado ya cuatro narcolaboratorios. Uno de ellos, con una capacidad de producir entre 300 y 500 kilogramos de cocaína diarios. Estos nos está llevando incluso, por analista colombianos que vinieron a hacer el trabajo, a plantear que este narcolaboratorio es superior, incluso, a los colombianos”, dijo Morales.

La muerte de tres soldados en una emboscada tendida por narcotraficantes ha llevado a Guatemala a reforzar la presencia y los poderes del Ejército en las zonas en las que operan y a admitir que ha dejado de ser solo un país de tránsito de la droga que fluye hacia Estados Unidos.

(Fuente Euronews)