Los ministros de Exteriores de la UE reunidos en Luxemburgo, debatieron este lunes sobre la iniciativa española de tratar de reactivar un diálogo político en Venezuela.

Tras el encuentro, la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, aclaró en conferencia de prensa que “De ninguna manera la UE está considerando suavizar su posición respecto a la crisis política en Venezuela”. Asimismo, Mogherini dijo que la política de sanciones específicas contra aquellos que sean “responsables por la violación de derechos humanos” continuará. Pero, al mismo tiempo, la UE planea adicionar el establecimiento de “un grupo de contacto”, según comunicó.

“Creemos que solo puede haber una solución política democrática a la actual crisis en el país y por eso exploraremos la posibilidad de establecer un grupo de contacto para ver si están dadas las condiciones para facilitar (…) un proceso político”, dijo, aclarando que no se trataría de una mediación o del inicio de un diálogo porque las condiciones no están dadas para ello, pero sí de una “facilitación”.