El responsable de la Misión de la ONU para la Respuesta de Emergencia al Ébola (UNMEER), Anthony Banbury, resaltó hoy en Liberia la rapidez con que esa operación se ha puesto en marcha en los países afectados y explicó que en menos de cinco días se ha desplegado personal sobre el terreno.

10-02-2014Ebola_LiberiaBanbury ofreció este jueves una conferencia de prensa en Monrovia, la capital del país, en la que explicó los objetivos y las áreas en que se centrará el trabajo de la misión.

”El objetivo de UNMEER es muy simple: contribuir a los esfuerzos nacionales e internacionales para detener el Ébola, para poner fin a esta crisis, para salvar vidas. Para eso estamos aquí. Trabajaremos estrechamente con los gobiernos de Liberia, Guinea y Sierra Leona y con otros aliados de todo el mundo para lograr ese objetivo”, subrayó el jefe de la UNMEER.

Añadió que los trabajos se centrarán en la atención sanitaria, la logística, en informar al público y a las comunidades sobre este virus y en cooperar con otros países para prevenir y prepararse contra el brote vírico.

“Sólo habremos acabado con esta crisis cuando ya no haya más casos, cuando no exista más riesgo de transmisión a nadie más. Y cuando eso se logre, UNMEER se marchará”, afirmó Banbury, quien desde su llegada a Accra (Ghana) el lunes ha mantenido contactos con las principales autoridades en los países afectados, con ONG y representantes de la sociedad civil.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha constatado hasta el momento un total de 7.178 casos desde que se detectó el brote en África occidental y se han registrado 3.338 muertes.

Se sigue observando una tendencia alcista en Sierra Leona y también en Liberia, en tanto que percibe algo más de estabilidad en Guinea, aunque dentro de un contexto de grave preocupación por la rapidez con que puede variar la situación.

Australia anunció un aporte adicional de 10 millones de dólares para la respuesta internacional al brote de Ébola, después de otra contribución de 8 millones.

Por otra parte, el coordinador humanitario de la ONU en la República Democrática del Congo, Moustapha Soumaré, ha asignado 2,5 millones de dólares a los esfuerzos para combatir el Ébola en la provincia de Ecuador, en ese país.

En el distrito de Boende se han registrado hasta el momento 70 casos y 43 pacientes han fallecido.