El equipo de la OMS que investiga los orígenes del COVID-19 en la ciudad china de Wuhan afirmó este miércoles (03.02.2021) que ha obtenido datos “que nadie había visto antes” y que no ha descartado la posibilidad de que el virus causante de la pandemia se haya escapado de un laboratorio.

“Estamos viendo nueva información y es buena, es un material muy valioso que está empezando a ayudarnos a buscar las direcciones correctas para este virus”, declaró el doctor Peter Daszak, que forma parte de la misión de la Organización Mundial de la Salud.

En entrevista con el sitio de noticias británico Sky News, Daszak dijo que las visitas al lugar estaban ofreciendo información valiosa, especialmente en el mercado de mariscos de Huanan, donde surgieron los primeros casos de COVID-19.

“Están compartiendo con nosotros datos que no habíamos visto antes, que nadie había visto antes. Están hablando con nosotros abiertamente sobre todas las vías posibles. Creo que todos los miembros del equipo dirían que estamos llegando a alguna parte”, añadió el científico, tras indicar que todas las teorías sobre el origen del virus, incluyendo que salió de un laboratorio de China, continúan sobre la mesa.

China esperó más de un año para autorizar la visita de la OMS

Los expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) llegaron este miércoles (03.02.2021) por la mañana al Instituto de Virología de Wuhan, como parte de su investigación sobre el origen del coronavirus en esta ciudad china. El instituto cuenta con varios laboratorios de alta seguridad donde los investigadores trabajan con coronavirus. En su momento, el entonces presidente estadounidense Donald Trump acusó al instituto de dejar salir el virus que causó el COVID-19, provocando una pandemia mundial. Una acusación que Pekín ha negado tajantemente.