El embajador de Venezuela en Madrid, Mario Isea Bohórquez, ha sido convocado en el día de hoy por el director general para Iberoamérica en nombre del ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación para trasladarle el rechazo por las declaraciones del presidente Maduro del pasado miércoles 20 de enero, en las que califica la actitud del presidente del Gobierno español de intervencionista, racista y colonialista.

El director general para Iberoamérica ha manifestado su sorpresa por semejantes declaraciones, máxime cuando la prensa española se hace eco del viaje a Venezuela, en diciembre de 2014, de representantes políticos españoles de la CUP, Podemos y familiares de presos de ETA, en un avión oficial de la fuerza aérea de Venezuela. El viaje tuvo como objeto participar en un seminario en el que se habló sobre el proceso de paz en el País Vasco y el principio de autodeterminación de los pueblos de España, principio que contradice frontalmente los principios consagrados en la Constitución española. El director general para Iberoamérica pidió al embajador de Venezuela explicaciones sobre este viaje.

​Adicionalmente, se trasladó al embajador de Venezuela la preocupación por la situación económica en Venezuela y la voluntad de España de contribuir a paliar los efectos humanitarios de dicha situación, para lo cual el Gobierno español está dispuesto a coordinar planes de ayuda humanitaria con las autoridades venezolanas y en el seno de la UE.​