El día antes del referéndum ilegal, miles de personas han salido a la calle en municipios de toda España para expresar su rechazo al separatismo catalán y al golpe de las últimas semanas.

Con banderas españolas, las mismas que cuelgan de muchos balcones, los ciudadanos se han concentrado a las 12 de mediodía frente a la sede de los ayuntamientos en ciudades como Zaragoza, Gijón, Murcia, Madrid, Huesca, Salamanca Logroño, Sevilla…

Ningún partido con representación parlamentaria acompaña a los manifestantes.

Las  concentraciones han sido convocadas por la Fundación por la Defensa de la Nación Española (Denaes) y secundadas por más de una treintena de colectivos, como Convivencia Cívica Catalana, Círculo Balear o Galicia Bilingüe.