Según los medios locales numerosas casas y oficinas sufrieron daños, así como las líneas eléctricas, y muchas calles quedaron bloqueadas por árboles caídos.