Patricia Ramírez y Ángel Cruz, padres de Gabriel, el niño de 8 años desaparecido el 27 de febrero en Níjar (Almería) y cuyo cadáver fue encontrado en el maletero del coche que conducía Ana Julia Quezada, han dado una vez más las gracias por el apoyo recibido y han recordado tras el funeral celebrado este martes en la Catedral de La Encarnación de Almería que su hijo estará “ya jugando con sus peces” y la “bruja”, en referencia a la detenida por el crimen, “ya está donde tiene que estar”.

Al término de la misa, junto al coche fúnebre, Patricia Ramírez se ha dirigido a los asistentes para insistir en la necesidad de que prevalezca el recuerdo de la bondad de su hijo, y no el de la detenida: “Ayer me llegó por internet un cuento muy bonito donde decía que nosotros no habíamos perdido, que mi hijo había ganado. No solo porque había desaparecido la bruja, sino por la cantidad de gente que había juntado y la de cosas buenas que ha sacado de nosotros y que seguirá sacando. La bruja mala ya no existe, así que sacadla de vuestras cabezas. Mi hijo estará ya jugando con los peces y la bruja ya no existe”, ha insistido la madre.

También el padre ha agradecido las muestras de cariño recibidas desde que el niño desapareciera: “Muchas gracias por el apoyo de estos días. Nos habéis tenido fuertes buscando a Gabriel. Muchísimas gracias por vuestro apoyo y por el cariño que nos habéis dado”.

También han acompañado a la familia de Gabriel dirigentes políticos y representantes de las instituciones, como la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, o la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, la coordinadora regional de Podemos, Teresa Rodríguez. Asimismo han acudido familias de otras víctimas como la de Mariluz Cortés.

Justo antes de que el féretro con los restos mortales saliera de la capilla ardiente instalada en la Diputación Provincial de Almería hacia la catedral, la madre de Gabriel ha regalado a Zoido la bufanda azul del niño, y que la mujer ha llevado puesta desde que desapareció.

Según apunta Europa Press, Zoido no ha podido aguantar la emoción y se ha echado a llorar con este gesto de Patrica Ramírez, que ha agradecido a las autoridades el despliegue de unidades de especialistas, entre ellas la UCO de la Guardia Civil, así como de cientos de voluntarios y de otros servicios de emergencias.