El tren recorría el trayecto Milano-Salerno, ha informado la Protección civil italiana

Los fallecidos son los dos maquinistas del tren, que descarriló cerca de la ciudad de Casal Pusterlengo, en provincia de Lodi, por causas que aún se desconocen a las 5.30 hora italiana (4.30 GMT).

Los 27 heridos, todo ellos de carácter leve, han sido trasladados a los hospitales de la zona para un reconocimiento médico y han sufrido en su mayoría contusiones, mientras que uno de los pasajeros presenta una pierna rota, informó Protección civil.

El tren había salido de las estación central de Milán pocos minutos antes y sólo llevaba a 27 pasajeros debido al temprano horario, ha informado la sociedad de Ferrocarriles del Estado.

El delegado de Gobierno de Lodi, Marcello Cardona, que se ha acercado la zona del accidente ha afirmado que se podía haber producido una auténtica “masacre”, ya que el tren aún no había tomado su mayor velocidad e iba prácticamente vacío.