El secretario de Estado norteamericano comenzó este lunes un recorrido de cinco días por Europa. Sus objetivos estarán centrados en reforzar las alianzas con los estados europeos para intentar contrarrestar la creciente influencia que tienen en la región Rusia y China.