En un encuentro empresarial en Cuenca, el secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre, ha subrayado que, a partir de enero, la rebaja tributaria pondrá en manos de los contribuyentes 9.000 millones de euros, que servirán para estimular el consumo y el crecimiento económico. Concretamente, se estima que la reforma supondrá un crecimiento adicional del PIB de 0,55 puntos.

 

En su intervención en el IX Foro Empresarial CEOE-Cepyme Cuenca, Ferre ha subrayado, sobre todo, la rebaja incluida en el Impuesto sobre Sociedades y las mejoras para favorecer la competitividad empresarial. Los cambios normativos operados, ahora en trámite parlamentario, servirán también para fomentar la capitalización de las empresas.

Con el fin de consolidar la aproximación de la fiscalidad de las empresas a los países del entorno, el tipo de gravamen general se reducirá desde el 30% al 28%, en 2015, y al 25%, en 2016. Se crea una reserva de capitalización (minoración del 10% de la base imponible por incremento de fondos propios) que sustituye a la actual deducción por reinversión de beneficios.

Las pymes, además, tendrán acceso a una nueva reserva de nivelación. Se trata de una minoración del 10% de la base imponible, con un límite de un millón de euros. La cantidad se compensará con bases imponibles negativas en un plazo de 5 años. El uso de esta reserva permitiría rebajar el tipo de gravamen al 20,25%.

Foro-encuentro-Ferre-IFerre ha destacado el papel de las pequeñas y medianas empresas en la economía de la región. En este sentido, anunció que las pymes castellano-manchegas podrán verse beneficiadas, precisamente, solo por este efecto, de aplicación de la reserva de nivelación, incluida en la reforma tributaria. Además, la reforma fiscal mantiene el régimen especial de entidades de reducida dimensión que ofrece otros beneficios a las pymes como la libertad de amortización.

El nuevo Impuesto sobre Sociedades ofrece también una reordenación de deducciones, manteniendo las de por creación de empleo y potenciando la de I+D+i. Aquellas empresas que destinen cuantías superiores al 10% de su cifra de negocio a I+D podrán elevar de 3 a 5 millones de euros anuales el importe monetizable de la deducción por I+D.

En el caso del IRPF, el secretario de Estado ha destacado la rebaja media del 12,5% para los 20 millones de contribuyentes. La rebaja se centrará en rentas bajas y medias. Supondrá, incluso, que parte de ellos dejen de pagar impuestos. En el caso de Castilla-La Mancha, Ferre ha subrayado que 79.200 contribuyentes dejarán, directamente, de tributar (cuota a pagar cero), de los que 9.000 son conquenses. El IRPF recoge nuevas ayudas a contribuyentes con personas a cargo (ascendientes, descendientes o personas con discapacidad).

El secretario de Estado ha recalcado también las mejoras incluidas en la reforma fiscal para los autónomos, entre ellas la reducción de las retenciones. Los que cuentan con ingresos inferiores a 15.000 euros se benefician ya de una reducción del tipo de retención, del 21% al 15%, gracias al adelanto de la medida, operativa desde julio. El resto del colectivo dispondrá también de una rebaja, del 21% al 20%, en 2015, y al 19%, en 2016.

Por otro lado, Ferre ha destacado las mejoras que se están introduciendo en el trámite parlamentario (ahora se encuentra en el Senado) de la reforma fiscal. Entre ellas, se encuentra una fuerte reducción (del 85%) en la base imponible del Impuesto Especial sobre la Electricidad, destinada a riegos agrícolas. Esta potente rebaja fiscal servirá de incentivo para las actividades agropecuarias, importantes en la comunidad autónoma.