México conmemoró este martes el 50 aniversario de la matanza estudiantil del 2 de octubre de 1968, en la que murieron docenas de jóvenes, con una marcha por el centro de la capital.

Hace 50 años, días antes de la inauguración de los Juegos Olímpicos de México 68, una manifestación pacífica de estudiantes que reclamaba más libertades al régimen de partido único fue aplastada por fuerzas estatales.

El movimiento estudiantil mexicano fue derrotado, pero su lucha se considera un hito en el proceso hacia la democratización que todavía tardaría varias décadas más en concretarse. La marcha conmemorativa salió desde la Plaza de las Tres Culturas de Tlatelolco, donde ocurrieron los hechos de 1968, hacia la Plaza del Zócalo, en el centro de la ciudad.

“¡Ahora, es tiempo de Justicia”, rezaba un enorme cartel en la vanguardia del contingente, mientras los participantes, unos diez mil al inicio de la marcha según la Policía, gritaban la consigna “Dos de octubre, no se olvida”.