Hace 56 años el presidente Charles de Gaullle y el canciller Konrad Adenaueur firmaron el Tratado del Eliseo. El 22 de enero de 1963 fue el inicio de una relación privilegiada que permitió pasar página a una longeva enemistad gracias a los vínculos que establecieron en años posteriores dirigentes franceses y alemanes.

Angela Merkel y Emmanuel Macron quisieron dar un nuevo paso constructivo suscribiendo este martes el Tratado de Aquisgrán -junto a las fronteras con Holanda y Bélgica- destinado a reimpulsar las relaciones bilaterales y de la Unión Europea: “Con el Tratado de Aquisgrán renovamos el fundamento de la cooperación entre nuestros dos países”, dijo Merkel durante la ceremonia.

La canciller alemana resaltó después que, tras un pasado de guerras entre Francia y Alemania, la relación actual es algo que no puede darse por sobreentendido y que ha sido el fruto de un trabajo que comenzó tras la II Guerra Mundial.

El nuevo tratado de cooperación, según Merkel, responde a la necesidad de hacer frente a los tiempos actuales, marcados por la amenaza de los populismos y los nacionalismos y por lo que representa el “brexit” para la Unión Europea.

Macron, por su parte, calificó el tratado de “indispensable” y dijo que, con él, Alemania y Francia “abren un nuevo capítulo”: “Damos un nuevo paso, a partir del fundamento de la reconciliación”, agregó.

A la ceremonia asistieron el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker; el del Consejo Europeo, Donald Tusk, y el de Rumania, Klaus Johannis, país que ejerce la presidencia comunitaria de turno.

El acto se considera de gran relevancia para el dueto franco-alemán y para el conjunto del bloque europeo, por coincidir con el momento de incertidumbre respecto al “brexit”, así como de cara a las elecciones europeas del próximo mayo, cruciales para la UE.

El nuevo tratado se centra en apartados tales como la seguridad, la cooperación económica, la investigación o tecnología e incluirá asimismo cuestiones de política exterior, educación, cultura, cambio climático y medioambiente y sociedad civil.

(fuente: DW, agencias)