El primer ministro británico, David Cameron, ha viajado este viernes a Berlín para entrevistarse con la canciller alemana, Angela Merkel, y explicarle sus propuestas para que el Reino Unido siga formando parte del proyecto europeo. Tras la reunión, ambos han coincidido en que, si hay voluntad, se puede recorrer el camino que ahora les distancia.

“La Unión Europea es mejor y más fuerte con el Reino Unido en su seno”, decía Cameron. “Y creo que va en interés del pueblo británico mantenerse en la Unión Europea. Pero hay que reformar los acuerdos. Es lo que ambos queremos hacer y por lo que ambos vamos a trabajar en los meses que vienen.
Merkel + Cameron“Lo que buscamos es una serie de cambios que respondan a las preocupaciones de la población”, continuaba el jefe del ejecutivo británico. “Ya he explicado esas preocupaciones y si encontramos una solución creo que la ciudadanía entenderá que la mejor opción es formar parte de una UE reformada”.

“Del lado alemán hay claras esperanzas de que Gran Bretaña siga siendo miembro de la UE”, dijo Merkel en rueda de prensa con el premier británico, David Cameron, en Berlín.
Merkel expresó además la voluntad de “hallar una solución” para la cuestión británica, y sostuvo haber “percibido” entre los socios europeos la “voluntad de perseguir este intento”, aunque recuerda que hay líneas rojas que no se deben cruzar.

“La Unión Europea tiene un principio rector”, decía Merkel. “Si uno de sus miembros tiene una necesidad o un deseo, el resto debe estudiar las propuestas y armonizarlas por el bien común. Pero también existen unas líneas rojas que no se pueden traspasar, como son la libertad de comercio y la libre circulación de trabajadores”.

El referendum sobre la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea que ha prometido llevar a cabo David Cameron debería celebrarse antes de que concluya 2107.