La canciller alemana Angela Merkel dijo este domingo que su gobierno seguirá trabajando después de que su socio el SPD (Partido Socialdemócrata) se precipitase hacia una crisis con la dimisión de su líder, Andrea Nahles, de sus cargos al frente del partido.

Nahles anunció la mañana de este domingo su dimisión,  una semana después del desastroso resultado de los socialdemócratas alemanes en las europeas, donde fueron superados por los Verdes, quedando en tercera posición. Pero es que, además, el 26 de mayo sufrieron una doble humillación. Se desplomaron en Bremen, donde podrían perder el Gobierno después de más de 70 años.

Los medios apuntan a que la jefa del Gobierno de Renania-Palatinado, Malu Dreyer, podría asumir las riendas del partido de manera interina mientras que la jefatura del grupo parlamentario recaerá en el actual vicepresidente, Rolf Mützenich.