La primera ministra británica, Theresa May, ha anunciado junto al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, el acuerdo de un nuevo instrumento legalmente vinculante que da más garantías a las dos partes sobre la salvaguarda irlandesa, el principal escollo para que el Parlamento británico apruebe este martes la salida de la Unión Europea fijada para el próximo 29 de marzo.

“Es una póliza de seguros”, ha afirmado Juncker, quien ha insistido en que el nuevo instrumento “complementa el acuerdo [alcanzado en noviembre] sin reabrirlo”. Y ha sentenciado: “El acuerdo al que se ha llegado hoy es el único posible (…). Este es el trato o el Brexit podría no producirse”. 

Por su parte, May  ha explicado que lo que se ha añadido es “jurídicamente vinculante, que es lo que pidió el Parlamento británico” y es lo que defendará en Londres. “Es lo mejor para nuestro país”, ha asegurado.