La compañía ha estado presente en la Jornada Técnica ‘Minería y Urbanismo’ organizada por Aminer

 – Minas de Aguas Teñidas SAU (MATSA) solicita a las administraciones públicas generar mejores condiciones legales para atraer nuevas inversiones en el sector de la minería en Andalucía. Así lo ha señalado Paula Chaves, directora del Área Legal de MATSA, durante su intervención en el contexto de la Jornada Técnica ‘Minería y Urbanismo’, que ha celebrado la semana pasada la Asociación de Empresas Investigadoras, Extractoras, Transformadoras Minero-Metalúrgicas y de Servicios (Aminer) en Huelva.

La jornada, que ha sido inaugurada por el Consejero de Empleo, Empresa y Comercio de la Junta de Andalucía, José Sánchez Maldonado, han contado con la asistencia de las principales empresas mineras en operación en la comunidad andaluza, así como con representantes de las administraciones y de la abogacía especializados en la tramitación de proyectos mineros. El consejero ha instado al Gobierno de España a modificar la actual Ley de Minas, que data del año 1973, para “adaptarla a la nueva sociedad, a las nuevas tecnologías y al estado del conocimiento del sector minero del siglo XXI”.

IMG_4353La directora general de MATSA, Audra Walsh, presente en este evento, también en calidad de vicepresidenta de Aminer, ha felicitado a la asociación por la puesta en marcha de “este foro de encuentro y debate del sector minero en Andalucía”. Walsh ha valorado la unión de todos los actores implicados, “tanto las diferentes administraciones como las compañías mineras debemos trabajar juntos para favorecer el desarrollo de nuestra actividad”.

Las empresas mineras pertenecientes a Aminer, entre las que se encuentra MATSA, han coincidido en destacar la necesidad de adecuar la legislación vigente con el objetivo de generar nuevas inversiones en Andalucía. En este sentido, Paula Chaves, que ha participado en la mesa redonda de cierre de la jornada, ha señalado que “es imprescindible generar un marco normativo que facilite el desarrollo de nuevos proyectos mineros”.

IMG_4435La directora del Área de Legal de MATSA ha realizado una descripción detallada de todos los proyectos de actuación urbanística que ha tramitado la compañía para la puesta en marcha de la Mina de Aguas Teñidas y la Mina Magdalena. Además, ha explicado cómo el retraso en la tramitación puede hacer que algunas iniciativas empresariales sean inviables. “Los proyectos mineros son especialmente necesarios en nuestra comunidad autónoma porque refuerzan la economía en la zona en que se establecen y generan empleo”.

La jornada ha sido clausurada por el consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal, quien ha propuesto “que la protección urbanística y ambiental del territorio sean un activo más para el crecimiento sostenible”. El  consejero ha reiterado “el compromiso del ejecutivo andaluz de poner el patrimonio minero al servicio de las empresas”.

Minas de Aguas Teñidas, S.A.U., (MATSA) es una empresa minera española moderna y sostenible titular de los derechos de explotación de la mina de Aguas Teñidas y mina Magdalena en Almonaster la Real y de la mina Sotiel localizada en el término municipal de Calañas, Huelva. MATSA es propiedad de una empresa participada conjuntamente al 50% por Mubadala Development Company, compañía para la inversión y el desarrollo con sede en Abu Dhabi, y por Trafigura, empresa líder en el Mercado mundial de materias primas.

Minas de Aguas Teñidas está ubicada en el término municipal de Almonaster la Real en Huelva, al norte de la Faja Pirítica Ibérica. Se trata de un distrito minero de más de 250 km. de longitud, activo desde los tiempos fenicios, hace más de 2.500 años.

La actividad de MATSA consiste en la investigación y explotación de yacimientos minerales y su tratamiento en la planta de procesamiento ubicada en el término municipal de Almonaster la Real. Esta planta tiene en la actualidad una capacidad para procesar 4,6 millones de toneladas de mineral al año.

La explotación subterránea se realiza, principalmente, por el método de cámaras primarias y secundarias que posteriormente se rellenan con una pasta producida con los propios estériles sobrantes del proceso de tratamiento del mineral en la planta. El empleo de la pasta permite un aprovechamiento casi total del yacimiento, minimizando además el impacto ambiental en la superficie.