Unas 45.000 personas, según la Delegación del Gobierno (aunque las imágenes sugieren que fueron muchas más) , se concentraron este domingo en Madrid para protestar contra la política del gobierno socialista en la crisis catalana y pedir elecciones anticipadas. Bajo el lema “Por una España unida, ¡elecciones ya!”, los manifestantes, acompañados de miles de banderas de España, se concentraron en la céntrica Plaza de Colón

La manifestación había sido convocada por el Partido Popular y Ciudadanos y después se había sumado el partido VOX.

Los líderes políticos pero cedieron el protagonismo a tres periodistas: Carlos Cuesta, María Claver y Albert Castillón que leyeron un manifiesto en el que se dijo que “la unidad nacional no se negocia” y que los españoles “no están dispuestos a tolerar más traiciones, ni concesiones”.

De hecho, fue sobre todo una manifestación de la sociedad civil