A pesar de que también el número de niños vacunados fue sin precedentes, la cantidad de personas infectadas fue de 15 veces más que en el 2016. 

En una cifra récord, más de 80.000 personas en Europa fueron afectadas por el sarampión durante 2018, informó la Organización Mundial de la Salud.

El sarampión se cobró la vida de 72 personas en la región el año pasado, entre ellas varios niños. En total, 82.596 personas en 47 de los 53 países del continente contrajeron la enfermedad, y casi dos tercios (61%) tuvieron que ser hospitalizados.

Se trata de la cifra más alta de personas infectadas en la última década, tres veces el total reportado de 2017 y 15 veces más comparado con 2016.

En contraste, el 2018 también fue el año en que la región europea alcanzó su mayor cobertura en relación a la segunda dosis de vacunación contra el sarampión y más niños en la región recibieron sus dosis completas. Sin embargo, este progreso, es medido en logros a nivel nacional, y los nuevos brotes están demostrando la existencia de brechas a nivel local.

“Esto deja claro que el ritmo actual de aumento de las tasas de inmunización no es suficiente para detener la circulación del sarampión. Si bien los datos indican una cobertura de inmunización excepcionalmente alta a nivel regional, también reflejan un número récord afectado y muerto por la enfermedad. Esto significa que las brechas a nivel local aún ofrecen una puerta abierta al virus “, asegura la doctora Zsuzsanna Jakab de la OMS.

Agrega que no será posible avanzar en la eliminación del sarampión si no se trabaja a nivel local, “debemos hacer más y mejor para proteger a todos de las enfermedades que pueden evitarse fácilmente”.