Un total de 62.119 familias son las afectadas por las inundaciones en Paraguay debido a las lluvias que comenzaron el 15 de abril informó la Secretaría Nacional de Emergencia (SEN).

Las recientes precipitaciones han anegado la ciudad de Pilar (sur) y el 10 de mayo inundaron grandes partes de Asunción y crearon el caos en la capital. En Asunción hay además 13.000 familias desplazadas por la crecida el mes pasado del río Paraguay, que alcanzó los 8 metros de altura.

Las inundaciones también se extienden por el departamento de Presidente Hayes (Chaco), con miles de familias, entre ellas de comunidades indígenas, con sus hogares inundados o que han quedado aisladas al anegarse las rutas y caminos. El actual muro que rodea Pilar se ha mostrado ineficaz para contener las aguas ante la crecida del río Paraguay.

Los servicios meteorológicos de Paraguay prevén un descenso del nivel de agua en las principales cuencas fluviales a partir de la segunda semana de junio, cuando comenzarán a remitir las lluvias. Según sus proyecciones, el río Paraguay todavía continuará aumentando su nivel durante la última semana de mayo y la primera de junio a su paso por Asunción, Concepción, Alberdi, Pilar y Bahía Negra, cinco de los municipios más afectados por las inundaciones.