Los heridos son más de 400 – Las autoridades han confirmado la detención de siete personas

– Al menos 207 personas han muerto,  y unas 469 han resultado heridas este domingo tras una serie de explosiones en tres hoteles de lujo y tres iglesias en Sri Lanka, donde numerosos fieles celebraban el Domingo de Resurrección. Las primeras explosiones tuvieron lugar en tres hoteles y otras tres iglesias sobre las 08.45 hora local.

Solo en la iglesia de San Sebastián, al norte de la ciudad de Colombo, murieron al menos 50 personas. En otra iglesia, en la ciudad de Batticaloa, se contaron 25 muertos. Por el momento nadie se ha responsabilizado del atentado. En cuanto al número de víctimas extranjeras, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Sri Lanka cree que podría haber al menos 27 extranjeros muertos aunque por el momento sólo han podido confirmar la identidad de cinco de ellos. Además, otros cinco extranjeros se encuentran en paradero desconocido, añadió, sin aportar más detalles sobre las nacionalidades de las posibles víctimas.

Se trata del mayor ataque contra el país desde su Guerra Civil hace 10 años. Los ataques contra minorías religiosas en la isla se han venido repitiendo en el pasado, los últimos de relevancia en 2018, cuando el Gobierno tuvo que declarar el estado de emergencia después de se produjeran enfrentamientos entre musulmanes y cingaleses budistas con dos muertos y decenas de detenidos.

En Sri Lanka la población cristiana representa el 7%, mientras que los budistas son cerca del 70%, los hinduistas son el 15 % y los musulmanes el 11 %. (RD)